Thursday, September 20, 2018

“Vesalio 3”, fragmento de ‘Mi dulce curiosidad’, novela de Amanda Hale




Cada vez que Vesalio abría el cuerpo humano, su corazón saltaba. La primera vez, temblando de emoción, casi se desvaneció maravillado ante su naturaleza clandestina. Ah, la verdadera Biblia”, susurró, “el cuerpo humano”. La Iglesia enseñaba que los muertos descargarían su venganza contra quienes profanaran el cuerpo, pero cuando Vesalio vio lo indefensa que era la carne despojada de vida, se conmovió profundamente; hasta el punto en que la ternura luchaba con la crueldad. Sintió el sufrimiento de la carne, el espíritu secuestrado dentro de ella. Recordó los gritos del gato que sus hermanos torturaron en Helle Straetken y cómo lo había observado todo, sin poder hacer nada; deseando detenerlos, queriendo matar al gato para parar sus chillidos...”.
 
 
Mi dulce curiosidad, novela de Amanda Hale
Traducción de Patricia Schaefer Röder
2017 Ediciones Scriba NYC
ISBN 978-0-9845727-7-9
 
 

No comments:

Post a Comment